INFORMACIONES NECESARIAS SOBRE LOS SAFARIS EN MAURITANIA.
(De noviembre a marzo)

Mauritania es uno de los más bellos países del mítico Sahara, con desiertos de inmensas arenas y grandes planicies donde todavía subsisten especies como el Adax. Esta sequedad se ve interrumpida de forma brusca por su frontera Sur, al juntarse el desierto con la exuberancia del río Senegal.

SAHEL SAFARIS,s.l. dispone de dos campamentos propios en una de las mejores zonas de caza del Sur del país, donde la abundancia de facocheros es excepcional, con trofeos de extraordinario grosor. La caza se puede combinar con tiradas de acuáticas y caza menor.

El clima de tipo desértico que Mauritania posee, hace que la mayoría del país cuente con zonas áridas y grandes extensiones de dunas. Sin embargo, esto no es así a lo largo de su geografía, ya que la zona Sur que linda con Senegal posee un clima algo más húmedo y la vegetación es más abundante. Es en esta zona, típicamente sahelina, donde SAHEL SAFARIS, s.l. ha instalado sus campamentos de caza para la captura de facocheros, muy abundantes todo el año.

Los campamentos se encuentran en la Commune de Tekane y de Keur Massene, en el distrito de Trarza, a unos 70 y 80 kilómetros de Rosso, considerada como la capital del Sur. Desde la capital del país, Nouakchott, hasta los campamentos hay una carretera asfaltada de unos 110 kilómetros en buen estado que permite realizar el viaje en unas 2 horas. A partir de ese punto discurre una pista de tierra, generalmente en buen estado, que permite llegar al campamento en otra hora y media.

CLIMA Y VEGETACIÓN

El clima de la zona de caza es típicamente semidesértico, con apenas 20 días de lluvia al año y una pluviosidad media de menos de 250 mm de precipitación. Las temperaturas oscilan entre los 40 grados de máxima en el mes de junio y los 17 de mínima en enero, si bien en la temporada de caza, noviembre a febrero, la temperatura máxima oscila entre los 30 y 35 grados y la mínima nocturna entre los 10 y 12 grados. Desde el punto de vista cinegético la mejor época coincide con los meses de diciembre a febrero al ser mayor la abundancia de facos.

La vegetación de la zona es de tipo arbustivo alternado con árboles espinosos como las acacias, todo ello con unos suelos firmes de color gris. En esta zona abundan los facocheros que se alternan con el ganado en régimen extensivo que pasta en la zona. Los recechos no son complicados ya que se puede tener buena visibilidad de los facos en todo momento, pero hay que tener cuidado con los cálculos de las distancias ya que pueden ser mucho más largas de lo estimado. Combinado con este tipo dominante de vegetación nos encontramos con diferentes zonas de dunas, principalmente de arena de color rojizo, que poseen abundante arbolado disperso y que, aunque no lo parezca, pueden albergar facos a determinadas horas, especialmente al anochecer.

El siguiente tipo de paisaje que alterna con los dos anteriormente descritos está compuesto por los marjales y zonas húmedas, muy abundantes por la fuerte influencia del río Senegal y el lago Rkiz. En estas zonas encharcadas encontramos una exuberante vegetación palustre y una vegetación circundante de espesura considerable. Los facocheros pasan la mayor parte del día dentro de estos vergeles, a donde llegan desde las zonas secas del interior al amanecer, regresando al anochecer a sus encames.

CAMPAMENTO BASE.

Disponemos de dos campamentos, uno compuesto por 3 bungalows y el otro por 4 jaimas, típicas tiendas mauritanas para dos personas, dotadas con baños anexos con ducha y sanitario. Se encuentran situados a las orillas del río Koundi y en la ribera del Senegal, por lo que al anochecer la temperatura del campamento es agradable, llegando a refrescar en los meses de enero y febrero. Cuando se contrata el safari de una semana se puede utilizar campamentos móviles que permiten acceder a las zonas más alejadas, desplazándose cazadores y parte del personal para cazar una tarde y una mañana en la zona elegida y regresando a comer al campamento base. El alojamiento en esos días se realiza en jaima tradicional.

MODALIDADES DE CAZA DEL FACOCHERO.

Como ya se ha comentado, los facocheros realizan todos los días dos migraciones desde sus encames en las zonas secas alejadas del agua unos pocos kilómetros hasta las orillas de los ríos, lagos y marjales donde pasaran toda la jornada. Antes del anochecer, realizan el recorrido en sentido contrario. La forma principal de caza consiste en esperarlos en las zonas de paso al amanecer y al atardecer, para dejar que sean ellos los que se pongan a distancias de tiro. A pesar de que deben atravesar extensiones con vegetación rala, su paso por las mismas no es excesivamente acelerado.

Un segundo sistema consiste en recorres amplios terrenos en vehículo hasta localizar en la distancia una piara, momento en el que se puede comenzar con el rececho a pie para culminar con tiros no excesivamente largos. Si se tiene cuidado de entrar con el viento de cara los facocheros admiten aproximaciones hasta unos 150 metros ya que su visión es muy mala. Por último se puede practicar una caza muy divertida en las zonas espesas y en las orillas de los marjales y humedales. El cazador se aposta en las salidas de esos cerrados siendo batidos los facocheros por el personal del campamento. La ventaja de este sistema es que permite la caza durante las horas en que los facos están en lo espeso.

Además de la caza de facocheros, se puede practicar la caza menor sobre tórtolas, conejos, gangas, gallinas de guinea y acuáticas, muy abundantes en la zona. La mejor época para su caza coincide con los meses más fríos en Europa, diciembre a febrero, ya que a las poblaciones locales se unen efectivos procedentes del norte de Europa.

VESTIMENTA Y EQUIPO RECOMENDADO.

Los safaris de facocheros en Mauritania no son muy diferentes de los que se pueden realizar en otras partes de África por lo que a equipo se refiere. Hay que ir preparado para el calor pero disponiendo siempre de alguna prenda que proteja del frescor matutino. Dentro del equipo deberíamos llevar para un safari de una semana lo siguiente: un par de botas cómodas (no son necesarias grandes botas ya que la zona es muy cómoda de caminar y unos buenos zapatos camperos serían suficientes), si se pretende cazar acuáticas unos vadeadores, dos pares de pantalones de los desmontables, ligeros y cómodos, tres pares de camisas color caqui, ligeras y de manga larga (el sol pega fuerte en las horas punta y la tela es la mejor protección), cuatro pares de calcetines, cuatro mudas, pañuelo, una chaqueta o cazadora ligera para el fresco matutino, un par de gorras o sombreros, gafas de sol (si se es sensible ya que la arena del desierto reverbera mucho), una linterna portátil, cámara de fotos, prismáticos, crema solar de protección 12 o más, repelente para mosquitos (siempre es importante para las noches a pesar de que las tiendas y las camas están dotadas de mosquiteras), cuaderno y lápiz para notas.

Por lo que respecta a las armas, cualquier calibre es bueno para el facochero siempre que se usen balas suficientemente pesadas (180 grains) y con una expansión media. Nuestra recomendación es usar calibres superiores al 30.06. Son animales que aguantan bien los tiros al pecho y cuerpo en general, los verdaderos especialistas los derriban con tiros en la zona de la cabeza para evitar que se marchen con el tiro puesto. Por lo que respecta a las escopetas, el campamento dispone de cartuchería del 12, siendo complicado conseguir munición de otros calibres salvo que se avise con anticipación. La empresa dispone de rifles y escopetas a disposición de los cazadores que así lo deseen al precio diario de 35 euros, siendo el precio de la caja de cartuchos a 11 euros. Por lo que respecta a la munición de rifle, el campamento cuneta con balas para los rifles que hay en el mismo, por lo que los clientes que deseen algún tipo de bala especial deberán comunicarlo con suficiente antelación.

RECOMENDACIONES SANITARIAS.

Mauritania es un país que se considera libre de malaria en la mayor parte de su territorio. Sin embargo la cercanía al río Senegal hace que la zona sur posea un cierto riesgo, bajo pero un riesgo al fin y al cabo, por lo que es recomendable tomar precauciones contra esta enfermedad que se transmite por la picadura de los mosquitos. En la época de caza apenas hay mosquitos pero conviene prevenir su picadura mediante la utilización de repelentes adecuados. Respecto a la fiebre amarilla ocurre otro tanto, ya que la enfermedad no está presente en la mayoría del país pero si en Senegal, por ello, aunque no es exigida en la entrada, es una buena profilaxis la vacunación contra esta enfermedad, típica de lugares más sureños del continente (debe realizarse con al menos 10 días de antelación a la salida). Tanto la alimentación como la bebida en el campamento están suficientemente controladas para evitar problemas de tipo sanitario. Por otra parte el campamento dispone de un amplio botiquín para atender cualquier problema que pudiera surgir; sin embargo, en el caso de estarse medicando conviene traerse medicamentos suficientes para la estancia ya que en la zona es muy complicado obtener cualquier medicamento por sencillo que sea.

CONTRATACIÓN Y DOCUMENTACIÓN NECESARIA.

La reserva de plaza para el campamento de caza de Tekane se realizará por el aporte del 40% del importe. Un mes antes de la fecha prevista se deberá abonar el 60% restante del paquete contratado y aportar la documentación necesaria para la tramitación del visado de entrada en Mauritania y los permisos de armas. Para el visado hacen falta el pasaporte (original y no fotocopia), dos fotografías y el abono de tasas (100 €). Para el permiso de armas hace falta fotocopia de la guía del arma. Los tramites del primer arma están incluidos en el precio del paquete, para la segunda en caso de querer llevar dos armas (rifle y escopeta) se debe abonar 150 euros complementarios para el permiso correspondiente.